Celulares

Celular Realme 8 Pro

Realme 8 Pro

El Celular Realme 8 Pro es la evolución del Realme 7 Pro, es similar la distribución de las cámaras y su diseño, el cambio es un cambio de color y brillo. Anexando las llamativas letras en la carcaza.

Es un excelente celular con un buen estilo con su frase DARE TO LEAP (ATREVERSE A SALTAR) a un excelente precio para el bolsillo.

 

Ficha técnica del Realme 8 Pro:

REALME 8 PRO
DIMENSIONES Y PESO 160,6 x x73,9 x 8,1 mm
176 gramos
PANTALLA 6,4 pulgadas 60 Hz
2.400 x 1080 px
PROCESADOR Qualcomm Snapdragon 720
RAM 6/8 GB LPDDR4X
ALMACENAMIENTO 128 GB UFS 2.1 (+ microSD)
CÁMARAS TRASERAS 108 MP, f/1.88, PDAF
UGA 8 P, f/2,25, 119º
2 MP macro
2 MP monocromo, f/2.4
CÁMARA FRONTAL 16 MP, f/2.45
BATERÍA 4.500 mAh
Carga rápida 50 W
SISTEMA OPERATIVO Android 11 + Realme UI 2.0
CONECTIVIDAD WiFi 2,4/5 GHz, Bluetooth 5.0, NFC
GPS, APGS, GLONASS, BEIDOU
OTROS Hi-Res Audio, lector de huellas en pantalla
Diseño:

 

Los dos puntos mas destacados son: Que es muy ligero y la ubicación de los 4 módulos de cámaras con buena simetría y colocadas de una forma amigable.

Cuando lo sentimos es un celular que casi no se siente el peso y es cómodo por lo mismo, hablando de las dimensiones que tiene y de la tendencia actual. Con pantalla de 6,4 pulgadas de diagonal y una batería que no es de las de mayor capacidad, pero tampoco es de las reducidas (4.500 mAh).

Son 176 gramos en un mundo lleno de pesos cercanos o por encima de los 200 gramos, de ahí que nos parezca cómodo y agradable al sostenerlo. No es muy grueso y los bordes se adelgazan un poco, así que el agarre también es correcto.

De hecho, su ligereza y compactación forman parte de los rasgos a destacar de este smartphone, ya que como después veremos supone una actualización comedida con respecto al 7 Pro.

La trasera, al menos en el tono negro, es muy llamativa; El degradado afecta tanto a carcasa como a marco de metal, de modo que vemos un cambio de tono desde un gris, casi plateado, a un tono más intenso hacia la base.

Hablando de los botones físicos, tanto los de volumen como el de encendido están en el lado izquierdo, dejando el derecho despejado salvo por la bandeja de la SIM, que se encaja muy discretamente cerca de la esquina. El USB tipo C se coloca simétrico y centrado en el borde inferior, con el altavoz y el minijack de 3,5 milímetros. Los bordes laterales son delgados y lisos, mientras que los superior e inferior son algo más anchos y ligeramente cóncavos.

El Realme 8 Pro es un móvil bien construido y sobre todo ligero y cómodo. Quizás podría ser algo más estándar (sin caer en lo aburrido) como su predecesor, pero al final la estética y los colores son cuestión de gustos.

Pantalla:

 

Dejando a un lado esto, la pantalla da buena experiencia en cuanto a ángulos de visión, sensibilidad táctil y contraste.

Ahí vemos que, en este caso, Realme UI tampoco ofrece un alto nivel de especialización en los ajustes para el panel, algo que echamos de menos dado que la calibración de fábrica tiene margen de mejora. Sí podemos mejorar un poco la visualización de vídeos con la función de OSIE Vision Effect, que también se encuentra en estos ajustes.

El brillo máximo es de 1.000 nits de pico, lo cual en general nos ha resultado suficiente para ver bien la pantalla en cualquier situación.

A niel del aprovechamiento de pantalla, el fabricante habla de un 90,8% de frontal ocupado por pantalla.

El agujero de la cámara es de unos 3,55 milímetros, que es bastante pequeño (el marco del mismo es muy estrecho).

Rendimiento:

A Realme gustó cómo rendía el Snapdragon 720G de Qualcomm en su 7 Pro y lo ha mantenido en su sucesor. Este chip, que Qualcomm presentó en 2020 para dar larga vida al 4G en las gamas medias, va acompañado en este caso de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

En este sentido, hemos podido ejecutar sin problemas cualquier tarea. Al tacto la temperatura tampoco sube de manera preocupante, aunque estemos un rato jugando, si bien se nota a nivel interno.

Software:

El Realme 8 Pro viene con Realme UI 2.0 sobre Android 11. La capa mantiene a grandes rasgos su interfaz, diseño y opciones extra con respecto a lo que sería Android “puro”, algunas de las cuales ya hemos comentado en los apartados anteriores.

Hablando de la personalización, para la pantalla de inicio hay bastantes opciones, podemos elegir la velocidad de la animación y otros aspectos en la configuración de temas.

Veremos que también se mantiene el bienestar digital que ya vemos en todos los móviles, así como la suite de herramientas de mantenimiento.

Biometría:

En el Realme 8 Pro tenemos tanto reconocimiento facial como lector de huellas dactilares, por parte de la cámara frontal y del sensor en la pantalla respectivamente. Hablando del primero, el registro es muy rápido y normalmente tenemos una buena experiencia, de hecho conviene tenerlo activado porque, como ahora veremos, es el mejor sistema de los dos biométricos.

Cámaras:

Lo que nos llega a los usuarios con el Realme 8 Pro es una cuádruple cámara trasera con una frontal, disponiendo de la siguiente oferta:

  • Cámara principal con sensor de 108 megapíxeles Samsung ISOCELL HM2 (1/1,52 pulgadas) con lente 6P con apertura f/1.88 y PDAF.
    • Ultra gran angular con sensor de 8 megapíxeles y lente 5P con apertura f/2.25 y campo de visión de 119 grados.
  • Macro con apertura f/2.4 y sensor de 2 megapíxeles.
  • Sensor monocromo de 2 megapíxeles y lente con apertura f/2.4.
  • Cámara frontal con sensor de 16 megapíxeles (Sony IMX471) y lente 5P con apertura f/2.45.
La tranquilidad de una carga rapidísima:

Esta parte es una de las que mejor defiende el nuevo móvil de Realme, haciendo honor también a sus precedentes. De hecho, vemos también en el 8 Pro una batería de 4.500 mAh, esta vez con carga rápida (por cable) de hasta 50 vatios, incluyéndose el cargador de 65 W en la caja.

Aprovechando que los 60 Hz permanentes tienen un menor gasto energético que las tasas mayores, el Realme 8 Pro saca buen jugo de esos 4.500 mAh con una autonomía de unas 27 horas de media, con unas 8 y 30 de autonomía. No es que sea algo demencial, pero no está mal en cuanto a horas de pantalla y sobre todo nos da bastante tranquilidad a la hora de salir con el móvil y no depender de enchufes o puntos de carga.

Está además el aliciente de la carga rápida. En 50 minutos tenemos una carga completa, con el 50% en unos 20 minutos, con lo cual tenemos suficiente batería para una autonomía de unas 12 horas en muy poco tiempo.

 

Aqui encontraras el manual de usuario:

Celular Realme 8 Pro

 

Si te gusta nuestra información y quieres realizar tu pedido, haz clic en la siguiente imagen:

Celular Realme 8 Pro

Back to list

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.